Cómo preparar un café en Chemex

La cafetera Chemex es una herramienta única que combina ciencia y arte para ofrecerte una taza de café refinada y deliciosa. Sigue estos simples pasos para preparar un café perfectamente equilibrado con tu Chemex.

Ingredientes para hacer un café con Chemex

  • Cafetera de vidrio Chemex
  • Filtro Chemex
  • Tetera de cuello de cisne
  • Balanza
  • 35 gramos de café molido medio
  • 525 ml de agua caliente (aproximadamente a 93°C)
filtro chemex

Cómo Preparar un chemex como un profesional

Prepararción del filtro

Coloca el filtro Chemex en la cafetera de vidrio, asegurándote de que el lado de tres capas esté hacia abajo. Humedece el filtro con agua caliente para precalentar la Chemex y elimina el agua.

Agrega café molido

Agrega 45 gramos de café molido de grosor medio al filtro. Asegúrate de que el café esté nivelado y pon la balanza a cero.

Primer vertido

Vierte lentamente una pequeña cantidad de agua caliente sobre el café molido, saturándolo por completo. Espera 30 segundos para permitir que el café “bloom” o libere gases.
hacer cafe en chemex

Vertido continuo

Vierte el agua restante en movimientos circulares, comenzando en el centro y trabajando hacia afuera. Detente cuando hayas vertido aproximadamente 2/3 del agua.

Pausa y vertido final

Haz una pausa de 20 segundos y luego continúa vertiendo el agua restante en el mismo patrón circular. Asegúrate de cubrir todo el café de manera uniforme.

Deja que gotee

Espera a que el café gotee completamente en la parte inferior de la Chemex. Esto debería tomar alrededor de 3-4 minutos.

Retira el filtro

Una vez que el goteo se haya detenido por completo, retira suavemente el filtro con los posos de café y deséchalo.

¡Disfruta tu café!

Sirve el café en tazas y disfruta de su delicioso sabor y aroma.

La Historia de la Chemex

La Chemex es mucho más que una simple cafetera; es un icono del diseño y la funcionalidad. Fue inventada por el químico alemán Dr. Peter Schlumbohm en 1941. Schlumbohm, miembro del movimiento Bauhaus, buscaba crear una cafetera que no solo produjera un café delicioso, sino que también fuera elegante y fácil de usar.

Para diseñar la Chemex, Schlumbohm se inspiró en sus conocimientos en química y en dos aparatos de laboratorio: el embudo de vidrio y el matraz de Erlenmeyer. Agregó un conducto de aire al embudo para permitir que el aire desplazado por el líquido que gotea escapara fácilmente, y combinó esta idea con el matraz de Erlenmeyer para crear la forma característica de la Chemex. El resultado fue una cafetera de vidrio de una sola pieza, con una forma elegante y una funcionalidad innovadora.
La Chemex se ha convertido en una pieza de colección y diseño, y algunas de sus versiones se encuentran en museos de renombre como el Museo de Arte Moderno en Nueva York y el Museo Smithsonian. Su diseño atemporal y su capacidad para producir un café limpio y claro han hecho que la Chemex sea una de las cafeteras más populares entre los amantes del café de todo el mundo.

Prepara un café en Chemex con café de especialidad peruano

Preparar café en Chemex es una experiencia gratificante que te brinda una taza de café suave y equilibrado. ¡Experimenta con diferentes proporciones para encontrar tu combinación perfecta! Nuestro café de especialidad con molido medio es perfecto para usar con la Chemex.

Carrito de compra